DRENAJE LINFÁTICO

DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

El Drenaje Linfático Manual (DLM) consiste en la activación manual, mediante un masaje, de la circulación linfática por estimulación del automatismo de los vasos y ganglios linfáticos, mejorando así la evacuación del exceso de líquido intersticial.
Con nuestras manos, ejerciendo una presión muy suave sobre la piel sumado a un movimiento rítmico y lento de impulsión o transporte, se estimula la contracción rítmica del linfangión, favoreciendo que la linfa avance hasta un 40% más rápido. Del mismo modo, al estimular directamente sobre los ganglios linfáticos, se reduce el enlentecimiento que sufre el flujo de la linfa a su paso a través de ellos. Se realizan también maniobras de reabsorción del exceso de líquido y proteínas.

Efectos:

- Mejora la circulación de retorno.

- Regenera el sistema linfático.

- Consigue un efecto sedante y relajante al actuar sobre el sistema nervioso vegetativo.

- Inhibe los estímulos dolorosos.

- Regula el tono tanto de la fibra muscular lisa como de la estriada.

- Mejora el sistema defensivo inmunológico por la superproducción de linfocitos.

- Estimula la función renal.